Depósitos para Recoger Agua de Lluvia: Ventajas

Autor: | Posted in Jardín y Huerto, Varios No comments

Podemos recolectar el agua de lluvia que cae sobre el techo de las casas, mediante una sencilla instalación para luego almacenarla en un depósito, para posteriormente usarla en distintas tareas que no requieren agua tratada.

¿Por qué almacenar el agua de lluvia?

  • En primer lugar, al usar el agua de lluvia estamos contribuyendo con la sostenibilidad de la vida en el planeta, ya que cada vez, el agua se ha convertido en un factor fundamental para el desarrollo de la vida.
  • Por otra parte, estamos contribuyendo con la economía familiar, ya que de esta forma estamos bajando sustancialmente lo que pagamos por concepto de suministro de agua potable a nuestros hogares.
  • El agua de lluvia recolectada se puede usar para limpieza general, regar los jardines, lavar el automóvil, etc.

Importante: Por razones sanitarias, no se debe conectar nunca con la red de uso doméstico.

Se ha determinado que cada persona consume un promedio de 130 litros de agua por día y de esa cantidad, el 50% se usa en tareas que no requieren agua tratada, tal como regar las plantas y limpieza en general.

INSTALAR DEPÓSITOS PARA RECOGER AGUA DE LLUVIA

¿Cómo captar el agua de lluvia?

La forma de captar el agua de lluvia es por el techo de las viviendas. En el caso de casas con techos planos, la tarea está hecha, ya que obligatoriamente están provistos de tuberías que conducen las aguas y es sencillo interceptarlas para desviar el agua hacia los depósitos.

En las viviendas con techos inclinados, es necesario colocar canaletas abiertas en los bordes inferiores de los techos, de modo que se puedan recolectar las aguas que escurren por el techo, conducirlas hasta los bajantes y de ahí hasta los depósitos.

Características del deposito

  • Podemos establecer que la capacidad del depósito debe ser la requerida para el mantenimiento de los jardines. De acuerdo a las Normas Sanitarias, se debe calcular tomando en cuenta 2 litros de agua/día/área verde.
  • Por ejemplo, si se trata de un jardín de 100 metros cuadrados, se puede instalar un depósito de 2.000 litros, el cual puede almacenar el agua para el riego del jardín durante 10 días.
  • Por otra parte, es capaz de almacenar el agua producida durante una lluvia con una intensidad de 150 mm/hora y con una duración de 10 minutos, sobre el techo de una vivienda de 100 metros cuadrados.
  • Los depósitos pequeños, de hasta 800 litros se colocan superficialmente, disimulados entre la vegetación. Generalmente, son de polietileno y pueden ser cilíndricos o rectangulares.
  • Se conectan directamente al bajante de aguas del techo y se les coloca un sistema de bypass, de modo que al llenarse las aguas son desviadas hacia el alcantarillado.
  • Los depósitos de mayor tamaño, generalmente son de polietileno o poliéster y lo más conveniente es instalarlos enterrados. Su capacidad varía desde 1.000 litros hasta 50.000 litros.
  • Para un uso más eficiente del agua, se pueden dotar de un sistema de riego, alimentado por una bomba que puede ser accionada por un reloj programador de riego.

INSTALAR DEPÓSITOS PARA RECOGER AGUA DE LLUVIA

PRECAUCIONES

  • Algunos techos de tejas pueden desprender compuestos químicos que contaminen el agua de lluvia que cae sobre ellos.
  • No se debe recoger agua de lluvia sobre techos de amianto o de lona.
  • En algunos lugares se produce “lluvia ácida”, que contiene ácido sulfúrico producto de la combustión del carbón.
  • Las leyes de algunos sitios prohíben la recolección de agua de lluvia para uso doméstico.
  • Nunca se debe consumir agua de lluvia sin tratar, pero puede ser usada para regar las plantas, lavar pisos, autos, baños, lavar la ropa, etc.
  • No se debe conectar a la red interna de las viviendas ni usarla en tareas domésticas.

Ofertas de Tanques de Agua, Canaletas y accesorios para recolectar Agua de lluvia

Añade tu comentario